No sabíamos lo que era y de repente se ha vuelto imprescindible. El árbol de la vida al descubierto… Con mas de 3.000 mil años de antigüedad supone un emblema para África, ¡y ahora para nuestra piel!

Antes de nada os presentamos el fruto de Baobab. Este fruto tiene un elevado contenido de ácido ascórbico (vitamina C) de manera que en su pulpa puede llegar hasta 300 mg de vitamina C cada 100 gr., cantidad equivalente a seis veces el contenido de la naranja.

El fruto de Baobad contiene otras vitaminas esenciales como son B1 y B6 y betacarotenos (A, E). También hay presencia de minerales y ácidos grasos, como calcio (una media de 300 mg. por 100 gr.), hierro (3 mg. por 100 gr.), potasio (hasta 3g. por 100 gr.) y ácido alfa-linoleico (27 mg. por cada gr en peso seco de producto).

En nuestro Aceite Facial African Experience hemos incluido un esplendido aceite de Boabad, habiéndose este extraído en frío, acción fundamental para conservar la extracción de todos los PRINCIPIOS ACTIVOS contenidos en el INTERIOR DE LA SEMILLA DE BAOBAB.

El aceite de Baobad es riquísimo en saponinas, siendo un extraordinario nutrimento a la epidermis, devolviéndole a la piel su elasticidad y esplendor.

Entre sus principales funciones sobre la piel caben destacan:

  • HIDRATA Y NUTRE, reduciendo la sequedad.
  • ESTIMULA LA REGENERACIÓN de nuestras células.
  • PODER ANTIOXIDANTE, que retrasa el envejecimiento celular.
  • INCREMENTA LA ELASTICIDAD de la piel.
  • Actúa como REGULADOR DE LA SECRECIÓN sebácea.

Su uso diario ayuda a contrastar el paso del tiempo y a descubrir una piel tónica e hidratada. Se absorbe rápido y fácil, no obstruyendo los poros.

Como comprobáis es ideal para el tratamiento de la piel, mejorando el aspecto y salud de esta día a día, nosotros estamos enganchados a este aceite… ¿y tu?