El otoño es lo que tiene. La bajada de temperaturas invita a sofá, peli y mantita pero además a nosotras, beauty adictas, también nos motiva a darle un plus de cariño a nuestra piel. Y es que, lo venimos comentando, una buena mascarilla a la semana es un maravilloso extra en el cuidado facial. En nuestro post de aquí,  ya recomendábamos algunas que nos encantaban.

Otra opción es optar por hacerla en casa. En este caso ¡hay multitud de opciones! Es sorprendente como nuestra despensa nos puede echar una mano a la hora de conseguir un aporte adicional de hidratación. En el equipo LiCO hemos probado varias opciones y he aquí nuestras elegidas. Una súuuuperfácil y otra un poquito más nivel experta. El toque definitivo se lo da nuestro aceite facial African Experience.

Exfoliante para labios:

Mezcla azúcar moreno, un poco de canela con el que conseguir un efecto estimulante y unas gotas de aceite facial African Experience para hidratar y reparar la acción exfoliante del azúcar. Aplica frotando suavemente y verás como tus labios vuelven a la vida tras los estragos del frío.

Mascarilla exfoliante facial y muy, muy, muy iluminadora: (Nivel pro)

Granos de mostaza, muélelos  (con ayuda del típico molinillo para pimienta), añádele luego unos pétalos de una rosa, machaca un poco y ve añadiendo agua hasta que quede una pasta granulada. Incorpora al final unas gotas de nuestro aceite facial African Experience

Probadlas y contadnos. ¡ A nosotras nos han encantado!