Si hay algo que suma (o más bien resta) de manera importante a una cara cansada son las bolsas. Esa temible zona del ojo que de repente se inflama, apareciendo bolsas transformando nuestra mirada, nos vemos los ojos mas pequeños, la mirada pierde intensidad…

La piel del contorno de ojos es hasta cinco veces más fina que la del resto del rostro. En milímetros, no llega a los 0,5. A esto se suma que tiene una menor cantidad de fibras de colágeno, elastina y glándulas sebáceas luego podemos deducir que es una piel bastante más susceptible a la aparición de arrugas y flacidez. En la zona del contorno de ojos hay 22 músculos periorbitales, por lo que, además de delicada, es una piel en continuo movimiento.

Para que sepamos bien como tratarlas primero hay que saber que existen dos tipos de bolsas, lo resumimos de manera muy sencilla a continuación:

Bolsas Pasajeras: Son las bolsas que, por las mañanas aparecen, están más pronunciadas y mejoran a lo largo del día con el parpadeo.

Bolsas Permanentes (no mejoran ni empeoran), son las que están formadas por grasa, y en este caso, por muchos trucos que usemos no conseguimos atenuarlas. En la mayoría de estos casos la única manera de mejorar estas bolsas es recurriendo a la cirugía.

Para el primer tipo hemos investigado y testado mucho y hemos encontrados algunos trucos que ayudan a que estas bolsas no aparezcan o si lo hacen sea de manera mas tenue.

Aquí os dejamos los cinco trucos antibolsas que mejor nos han funcionado:

  • Lo sabemos, lo leéis en muchos sitios pero es así, beber dos litros de agua el día (también) es uno de los mejores remedios contra la aparición de bolsas, parte de estas son retención de líquidos, así que aparte del millón de beneficios que tiene beber agua aquí hay uno mas.
  • Cenas con muy poca sal, elegid fruta y verdura con algo de proteína sin añadir salsas, aceites, y/o sal.
  • Dormir con la cabeza más alta que el cuerpo, pero no sirve con almohadas, hay que levantar el colchón en la zona de la cabeza ya que provoca que el líquido se acumule menos en la zona de las bolsas.
  • Usad productos específicos descongestivos. Hay que utilizar productos específicos para la zona del contorno, concretamente los tipo gel con descongestionantes tipo, cafeína, concentrados de algas o vitamina k trabajan muy bien ese problema. En concreto este de Natura Bisse nos encanta:

  • Compresas de manzanilla helada. Un remedio express contra las bolsas es el siguiente: haz una infusión de manzanilla natural (con flores), déjala reposar diez minutos, añade cubitos si tienes prisa, una vez frio, empapa discos de algodón y aplica sobre los ojos.

De manera adicional tenemos que comentar, un extra que hay que tener en cuenta a la hora de cuidar el contorno de ojos,  ya sabéis nuestra adoración por el aceite facial, pero en el caso del contorno de ojos suelen estar desaconsejados. El aceite facial aporta una hidratación tan importante que, la piel del contorno del ojo, debido a su pequeño espesor no es capaz de absorber, pudiendo provocar la aparición de pequeños gránulos de grasa poco estéticos en esa zona. Es importante conocer los múltiples beneficios del aceite facial en el resto, de cara, cuello y contorno, pero tener presente que aceite facial, por muy seco que sea, y contorno de ojos no se llevan bien.

Esperamos que os haya gustado y lo pongáis en practica! 🙂 Esperamos vuestros comentarios.

Un abrazo,

Equipo LiCO