Seguramente sabéis que la exposición continuada de los radicales libres en la piel provoca el 80% del envejecimiento cutáneo. ¿Pero qué son y dónde se encuentran los radicales libres exactamente?  Pues se trata de unas moléculas inestables que se llevan la ‘oxigenación’ del cutis.

Estas partículas reaccionan con nuestra piel cuando nos exponemos a ambientes con altos niveles de polución o durante el uso de dispositivos electrónicos. Esto último puede sonar extraño, pero es así. Y es que, estos aparatos emiten una luz de tipo HEV (High Energy Visible Light), que resulta perjudicial. Igual ocurre con la radiación ultravioleta.

¿Cuáles son las consecuencias de estos temidos radicales libres?

Una exposición continuada puede conllevar los siguientes síntomas en nuestra piel:

  • Aceleración del estrés oxidativo de las células.
  • Deterioro de las fibras de colágeno y elastina.
  • Daños en el ADN de las células epidérmicas.

De manera resumida: envejecimiento prematuro de la piel. Esto podemos notarlo cuando nuestro cutis está deshidratado, opaco, con marcadas líneas de expresión y áspero al tacto.

¿Qué necesitamos para combatir el efecto?

Un escudo. Debe actuar parando y neutralizando la reacción de los radicales libres en la piel, a la vez que la fortalece desde el interior para recuperar su jugosidad, hidratación y luminosidad, multiplicando su capacidad de autodefensa. Para ello, no hay mejor escudo que el uso continuado de Vitamina C+E.

Junto a su extraordinario poder antioxidante, la vitamina C tiene propiedades despigmentantes, aclarando y matizando la superficie. Mientras tanto, la vitamina E coexistente en el medio centra su trabajo en reforzar las capas más superficiales de la piel, neutralizando cualquier acción de los radicales libres. Sin duda alguna, no hay mejor sinergia que la acción combinada de estas dos vitaminas. Sus múltiples beneficios en la piel así lo avalan:

  • Aumenta la síntesis de colágeno.
  • Acción iluminadora, devolviendo a la piel su resplandor.
  • Ofrece mayor capacidad antioxidante, actuando de escudo frente al ataque de los radicales libres.
  • Inhibe el daño ultravioleta (UV) agudo del eritema.
  • Frena el fotoenvejecimiento UV crónico tras las exposiciones solares.
  • Mejora la función barrera de la piel.

En Lico Cosmetics tenemos la solución, gracias a un minucioso trabajo de investigación que nos llevó hasta uno de los rincones más asombrosos del mundo: África.

El Tratamiento Antioxidante African Essence está formulado y diseñado para detener todos los efectos nocivos de los radicales libres, tratando la piel desde el interior. Dentro del mismo, destacamos el serum C+E. Su acción combinada de una innovadora vitamina C microencapsulada con Vitamina E de origen natural, trabaja en tu piel para solucionar todos los problemas de luminosidad.