Era inevitable hablar de vacaciones, no nos hemos podido resistir, en LiCO las hemos cogido un pelín más tarde y nos vamos a turnar. Como muchos, ¡no cerramos por vacaciones! Y es que la vida del emprendedor es lo que tiene y más siendo nuestro primer verano 🙂

 

Haciendo nuestra maleta para las escapadas del equipo hablábamos de que debe contener esa bolsa de viaje como imprescindible y coincidíamos en que vayas donde vayas: desconexión en Croacia, calma en Panarea (último descubrimiento) o buena comida y calitas en la Costa Brava nuestra maleta perfecta es pequeña, de hecho ya sean 5 como para 10 días, elegimos equipaje de mano que se mueva con facilidad y donde no falta:

 

  • Neceser para empezar el día con nuestro serum de vitamina C para cargar la piel de antioxidantes (y las pieles secas, a continuación nuestro aceite seco).
  • Gafas de sol polarizadas
  • Bañador (este año imprescindible) para estar todo el día con él puesto, durante las horas de sol con pareo y durante la noche con unos vaqueros cortos.
  • Protección solar FPS50. Para el rostro nos gusta Eclipse de Is Clinical que tiene filtro físico en buena concentración o un clásico, Antihelios de la RochePosay, que usamos todo el año, por ser fluido, ultraligero y sin perfume.
  • Caftán y sombrero para protegerse de las malas horas de sol
  • Menorquinas y alpargatas, tanto para día como para noche
  • Libros! A nosotros la siestas en verano nos chifla pasarlas leyendo, cuando todo está en silencio. Acabamos de terminar el último de Joël Dicker (qué bien escribe este hombre…) y y ahora estamos con El fuego invisible de Javier Sierra.
  • Si acaso algún aparato electrónico con el que hacer alguna foto de recuerdo, si acaso.. 😉
  • Y siempre antes de acostarnos ayudar a calmar y regenerar la piel con nuestro serum y aceite facial African Experience y a por otro día de vacaciones!

 

Si ya habéis vuelto de vuestros días de descanso esperamos que hayáis disfrutado muchísimo, y si estáis en ello o punto a descansar, comer, reír, disfrutar de pequeñas cosas, no hay mejores ni peores destinos, hay actitud de verano.